Reparacion de calderas Madrid
Reparacion de calderas Madrid

Piezas de calderas y su funcionamiento

Cómo funciona la caldera

 

Hace unos cien años, la gente habría dado un brazo y una pierna para tener calefacción en sus hogares. Imagínense las molestias de tener que encender todos los días un fuego de madera y carbón en cada habitación para mantener caliente su casa. La idea básica de la calefacción es muy simple: una caldera (un horno fácilmente controlable, alimentado por gas) está situada en un lugar práctico como la cocina o el cuarto de baño y utiliza como herramienta para calentar el agua. La recibe directamente de las tuberías de agua y después de calentarla es movida por una bomba accionada eléctricamente, para llevar su calor a radiadores en todas las habitaciones de la casa. Su funcionamiento simple y eficiente hace que los días de invierno puedan ser llevaderos.

 

La caldera es la parte más importante de un sistema de calefacción central. Es como un gran fuego que tiene un suministro continuo de gas natural transmitido a ella dese una tubería que sale de una cañería de gas en la calle. Cuando desea calentar su casa, basta con encender la caldera con un interruptor eléctrico. Se abre una válvula y el gas entra en un compartimiento sellado de combustión en la caldera, y un sistema de ignición eléctrico le da la energía necesaria para prenderlo. Los chorros de gas experimentan un intercambio de calor conectados a una tubería de agua fría, cediéndole su calor al líquido. Gracias a este intercambio de calor el agua se calienta a unos 60° C.

 

La tubería de agua es realmente una pequeña sección de un circuito grande y continuo de tubería que viaja por toda la casa. Pasa por cada radiador de agua caliente en su recorrido y luego vuelve a la caldera otra vez. Como el agua fluye a través de los radiadores, cede parte de su calor y calienta las habitaciones durante su viaje. En el momento en el que llega de nuevo a la caldera, algo enfriada, vuelve a someterse al proceso de recibir calor para poder mantener el agua a una temperatura lo suficientemente alta como para calentar su casa de forma continua. Una bomba eléctrica dentro de la caldera (o muy cerca de ella) mueve el agua que fluye alrededor del circuito de tuberías y radiadores.

 

 

¿Qué función cumplen los termostatos?

 

Un sistema básico como éste es enteramente controlado manualmente, usted tiene que mantenerlo encendido y apagarlo cuando según la temperatura deseada. La mayoría de personas no cuentan aún con sistemas de calefacción con programadores electrónicos conectados a ellos, que encienden la caldera automáticamente a ciertas horas del día (por lo general, antes levantarse por la mañana y justo antes de que la familia vuelva del trabajo o de la escuela). Los fabricantes y servicios técnicos de calderas recomiendan instalar este tipo de termostatos gracias al ahorro que pueden llegar a ofrecer a la larga. Una manera alternativa de controlar la caldera es teniendo un termostato en la pared de su sala de estar. Un termostato es como un termómetro con un interruptor eléctrico: cuando la temperatura desciende demasiado, el termostato se activa y enciende la caldera. Cuando la temperatura sube por encima de la marcada, el termostato desconecta el circuito. Así que el termostato enciende la caldera cuando la habitación está demasiado fría y se apaga otra vez cuando está lo suficientemente caliente.

 

 

 

 

¿Cómo funcionan los radiadores?

 

Muchas personas se confunden con los radiadores de agua caliente y creen que son programables a distintas temperaturas. Un radiador es simplemente un tubo de cobre doblado hacia adelante y hacia atrás de 10 a 20 veces, para crear una gran superficie de contacto entre el agua y el aire, a través de la cual el calor puede entrar en la habitación. Con un sistema de calefacción simple, cada radiador tiene una válvula básica de paso de agua de tipo tornillo en la parte inferior. Si gira el tornillo hacia abajo, la válvula se cierra y el agua caliente fluye directamente a través de la tubería inferior, pasando por alto la parte superior del radiador en conjunto. Gire el tornillo hacia arriba y tendrá el radiador recibiendo calor, permitiendo que el agua fluya por él. En este caso, el radiador está calentando la casa.

 

Con estados intermedios de apertura de la válvula, lo que puede modificar es que pase menor o mayor cantidad de agua caliente por él, por lo que emitirá diferente cantidad de calor. Pero no es un sistema para poder marcar la temperatura deseada en la casa, eso lo consigue el termostato.

 

 

¿Cómo ayudan las válvulas termostáticas de radiador?

 

Las válvulas termostáticas (a veces llamadas VTR) equipadas para radiadores le dan más control sobre la temperatura en las habitaciones de su casa y ayudan a reducir la energía que utiliza la caldera, ahorrándole dinero. En lugar de tener todos los radiadores en su hogar trabajando igualmente duro tratando de llegar a la misma temperatura, usted puede tener su sala de estar y cocina, por ejemplo, estando más caliente que sus dormitorios a lo largo del día.

 

¿Cómo funcionan las válvulas del radiador? Cuando la calefacción se enciende en la caldera,  los radiadores con las válvulas encendidas rápidamente alcanzan su temperatura máxima. Entonces, dependiendo de qué tan alto ha establecido la temperatura de las válvulas del radiador, se empiezan a apagar para que la caldera se dispare con menos frecuencia. Reduce el flujo del agua caliente que circula por los radiadores y los enfría. Si la habitación se enfría demasiado, las válvulas se abren otra vez, aumentando la carga en los radiadores.

 

Hay dos puntos importantes a destacar en las válvulas del radiador. Primero, no es una buena idea tenerlos en una habitación donde esté el termostato principal de la pared, ya que los dos sistemas trabajarán para oponerse el uno con el otro, como se encuentran muchas veces los técnicos que acuden a una casa para reparar la caldera. Si el termostato de la pared apaga la caldera, el termostato de la válvula de radiador intentará darle de nuevo interruptor de encendido y viceversa. Tenga en cuenta que es recomendable que, si tiene habitaciones contiguas con termostatos a diferentes temperaturas, mantenga sus puertas cerradas. Si tiene una habitación fresca con la válvula conectada a una habitación con la válvula en un ajuste más cálido, el radiador de la habitación caliente estará trabajando horas extras para calentar la habitación contigua fría.

 

 

 

 

¿Cómo aportan las calderas el agua caliente?

 

La mayoría de calderas de gas tienen una función doble trabajando también como calentadores de agua. Algunas como las calderas de ventilación abierta calientan el agua que se almacena en un tanque; otras como las calderas combi calientan instantáneamente el agua bajo demanda.

 

¿Cómo funcionan las calderas combi? Al abrir un grifo de agua caliente, se abre una válvula que permite el escape de agua hacia el grifo, en lugar de hacia el sistema de los radiadores. El agua se alimenta a través de una red de tuberías que conduce hacia la caldera. Cuando la caldera detecta que ha abierto el grifo, se dispara su encendido y calienta el agua. Si es una caldera de calefacción central, generalmente tiene que hacer una pausa en su labor de calefacción en los radiadores mientras procesa su agua caliente, ya que no puede suministrar suficiente calor para hacer ambos trabajos al mismo tiempo. Eso es por qué puede oír algunas calderas en su encendido y apagado cuando abre o cierra los grifos.

 

¿Qué son las calderas de condensación?

 

Las calderas de gas funcionan por combustión: queman combustible basado en carbono con el oxígeno del ambiente para producir dióxido de carbono, vapor de agua y energía. Los gases que a través de una especie de chimenea en la parte superior o lateral llamada tubo de escape. El problema con este diseño es que puede perderse un montón de calor con los gases de escape. Y esa pérdida de calor significa energía perdida, que le cuesta dinero extra en sus facturas del gas. En un tipo alternativo de sistema conocido como una caldera de condensación, los gases de combustión pasan hacia fuera a través de un intercambiador de calor que calienta el agua fría que vuelve desde los radiadores, ayudando a calentarla parcialmente y reduciendo el trabajo que la caldera tiene que realizar. Las calderas de condensación con esto pueden llegar a ser más eficientes (más de 90 por ciento de la energía de los gas expulsados se convierte en energía para calentar las habitaciones o el agua caliente). Sin embargo pueden ser un poco más complejos de instalar y más caros de comprar.

 

¿Puede funcionar una caldera con otros combustibles que no sean el gas?

 

Hay que pensar en los sistemas de calefacción como en un sistema formado de dos partes: la caldera y los radiadores, y se puede ver que es relativamente fácil cambiar de un tipo de caldera a otra. Por ejemplo, usted podría deshacerse de su caldera de gas y sustituirla por una eléctrica o de diésel, si decidiera que prefiere esa idea. La sustitución de los radiadores es una operación difícil, tanto por toda el agua que tiene que evacuar como por la retirada de los pesados radiadores, eliminando sus fijaciones y monturas de la pared. Cuando usted escuche hablar de drenar el sistema de plomería, significa que tendrán que vaciar el agua de todos los radiadores y de los tubos de la calefacción para que se pueda realizar alguna reparación en su radiador. Pero la reparación o sustitución de una caldera por un servicio técnico es mucho más simple.

 

 

 

 

¿Siempre es necesaria una bomba de agua?

 

Los sistemas de calefacción central más modernos utilizan una bomba eléctrica para mover el agua caliente hacia los radiadores y de nuevo hacia la caldera. Un diseño más simple y más viejo, llamado sistema de gravedad, utiliza la fuerza de la gravedad y de la convección para mover el agua por el circuito: el agua caliente tiene ligeramente menor densidad que el frío, así que tiende a levantarse por encima suyo en el radiador. Los sistemas de gravedad tienen un tanque de agua fría en la parte superior de la casa o en el ático, una caldera en la planta baja y un cilindro de agua caliente colocado entre ellos, que suministra el agua caliente a los grifos. Como su nombre lo indica, los sistemas semi bombeados utilizan una mezcla de gravedad y bombeo eléctrico.

 

¿Cómo funciona la calefacción central?

 

Podemos pensar en un sistema de calefacción central como un circuito continuo pasando agua caliente por la caldera y los radiadores a su vez, y repitiendo el ciclo para recoger más calor. En la práctica, el circuito es generalmente más complejo y enrevesado que esto. Los sistemas modernos son propensos a tener varias tuberías de flujo paralelo o con diferentes ramificaciones, con varios radiadores alimentados desde una tubería de tronco común. El agua se queda permanentemente dentro del sistema (a menos que se lleve a cabo su drenado para mantenimiento o reparación por un servicio técnico de calderas). El agua circula por su casa cada día. El gas natural entra en su casa desde una tubería en la calle. Todo el calor que calienta su hogar se almacena en forma química, en el gas. La caldera quema el gas para generar chorros calientes de gas que intervienen en un intercambiador de calor, que es  esencialmente un tubo de cobre que contiene el agua, que se dobla hacia adelante y hacia atrás varias veces a través de los chorros de gas, con lo que recoge la máxima cantidad de calor posible. Así la energía térmica del gas es transferida al agua.

 

Tras ello una bomba empuja el agua caliente a través del sistema. El agua fluye por un circuito cerrado dentro de cada radiador, entra por a un lado y sale por el otro. Porque cada radiador recibe parte de su calor, el agua está más fría cuando deja un radiador que  cuando entra en él. Después de su paso a través de todos los radiadores, el agua se ha enfriado mucho y tiene que regresar a la caldera para recoger más calor. Puede ver que el agua es simplemente un transporte de calor que toma la energía de los gases de combustión en la caldera y deja algo de él en cada radiador en su paso. La bomba es lo suficientemente potente como para empujar el agua en la planta superior a través de todos los radiadores que hay. Un termostato montado en una habitación controla la temperatura y apaga la caldera cuando se calienta lo suficiente, encendiendo la caldera de nuevo en cuanto la habitación está demasiado fría. Los gases residuales de caldera se liberan a través de una pequeña chimenea llamada un tubo de escape y se dispersan en el aire exterior de la casa.

 

 

Reparación de calderas en Madrid

 

Si lo que usted está buscando es un servicio técnico de reapración de calderas en Madrid, puede llamarnos al número de teléfono 916125277. En el mismo momento de su momento le asignaremos una cita para la reparación de su aparato, intentando que sea el mismo día de su llamada. O bien, si lo prefiere, podemos concretar la reparación para otro día que a usted le sea más cómodo, en la franja horaria que prefiera. No cobramos desplazamiento y nuestos técnicos trabajan los siete días a la semana.

Versión para imprimir Versión para imprimir | Mapa del sitio
Todas las imágenes y textos publicados en este sitio web están bajo la protección de las leyes de copyright, siendo propiedad de sus titulares y quedando prohibida su reproducción total o parcial.